• LinkedIn - círculo blanco
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2019 by Grupo Pértiga

Buscar
  • UNESCO

Las mujeres: un capital humano que no se puede perder la ciencia

Actualizado: 29 de nov de 2019

“Es muy importante la igualdad entre hombres y mujeres en la ciencia, no solamente por los derechos de las mujeres, sino también porque aportamos una mayor riqueza y diversidad al pensamiento y somos un capital humano que no se puede perder la ciencia argentina” reivindica Erika Hynes, ministra de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva de la Provincia de Santa Fé, Argentina.


Según el Instituto de Estadística de la UNESCO (UIS), en junio de 2019, solo 29,3% del total de investigadoras e investigadores del mundo son mujeres. Sin embargo, en América Latina y el Caribe más de 45% de mujeres lo son. Siete países de la región ya han alcanzado la paridad (Argentina, Cuba, Guatemala, Panamá, Paraguay, Trinidad y Tobago y Uruguay), e incluso Venezuela ha cruzado el umbral y cuenta con más del 60% de mujeres investigadoras (UNESCO, 2018).


Pero nuevamente, si nos enfocamos en las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por su sigla en inglés), según cifras de 2017, solo aproximadamente 19 % de las investigadoras en STEM de Bolivia y Perú eran mujeres, alrededor de 20% en El Salvador, 21,5 % en Honduras y 25% en Costa Rica. Para el caso de Colombia sería un 26% de investigadoras y Uruguay cuenta con 36% de ellas que trabajan en carreras de estas áreas. En todos los casos, las mujeres continúan estando sub-representadas en los niveles más altos de la carrera profesional y siguen siendo una minoría en muchos campos de la STEM en la mayoría de los países de la región. Más y mejor ciencia, implica mayor igualdad en todas la áreas y niveles.


“Si tenemos más indicadores, evidentemente podremos apreciar mejor qué es lo que pasa, podremos tener un cierto valor argumentativo aumentado respecto de la discriminación de las mujeres en la ciencia y la tecnología”, defendió Dora Barrancos, directora del área de Ciencias Sociales y Humanidades del CONICET de Argentina.


Desde 2015, el Proyecto de la UNESCO global STEM and Gender Advancement (SAGA) referido a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, viene trabajando junto a los gobiernos y responsables de la formulación de políticas de todo el mundo una variedad de herramientas para ayudar a reducir la actual brecha global de género en los campos de STEM que existe en todos los niveles de la educación e investigación. Países tales como Gambia, Kenia, Líbano, Sudán y Tailandia ya se han beneficiado con el Programa, así como Argentina, Haití, Jamaica y Uruguay lo han hecho en América Latina y Caribe. Actualmente, esta innovadora metodología sin precedentes está siendo implementada en Canadá y Chile. La iniciativa ya ha movilizado hasta el momento a unos 160 expertos de 90 diferentes instituciones nacionales y casi 20 instituciones internacionales.


“Si miramos las estadísticas nos damos cuenta que en ciertas profesiones no hay mujeres y que en cargos de liderazgo hay muy pocas mujeres y ‘algo’ va pasando en el camino. Este ‘algo’ que va pasando en el camino es lo que tenemos que abordar con la metodología SAGA.” Expresó Mariana Krause, Presidenta de CONICYT de Chile, al referirse al Proyecto, que en dicho país se encuentra en plena implementación. Krause destacó que “para poder eliminar las brechas en un futuro, ojalá cercano, se necesitan datos de importancia, datos en los cuales podamos confiar, y esto es lo que nos aporta la metodología SAGA de la UNESCO”.

La creación de equipos ínter-institucionales, formados por las principales instituciones nacionales que trabajan el tema de igual de género en STEM, en cada uno de los países, ha sido clave para tener un impacto importante a nivel nacional. En el marco del proyecto los equipos nacionales implementan además iniciativas y actividades que van desde publicaciones y proyectos departamentales y locales, hasta cafés científicos, mesas redondas, talleres y videos documentales con el objetivo específico de sensibilizar a la opinión pública sobre el tema y lograr la participación de un mayor número de mujeres y niñas en el ámbito de STEM.


Entre los logros obtenidos a través del arduo trabajo realizado en Argentina en el marco de SAGA desde 2016, la igualdad de género en STEM fue incluida explícitamente tanto en el Tercer Plan Nacional de Gobierno Abierto, como en el Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos de Argentina, entre otros resultados.



3 vistas